Consejos para cuidar tu rostro en invierno

El frío, la humedad, el viento y los cambios de temperatura son los peores enemigos de nuestro rostro en invierno. Te descubrimos las claves para cuidar tu rostro en esta época del año. ¡Toma nota!

Los 6 mejores consejos para cuidar tu rostro en invierno

1. Limpieza diaria con la temperatura adecuada

Limpia tu rostro con productos específicos para el invierno, evita los jabones y productos que resequen la piel y recuerda no utilizar agua demasiado caliente para no resecar ni estropear tu piel. En la ducha, evita el agua caliente en todo el cuerpo y especialmente en el rostro.

2. Utiliza una buena crema hidratante facial diaria y una crema de noche

Utiliza una crema hidratante adaptada a tu tipo de piel e indicada para el frío y aplícala varias veces al día. La crema de noche es tan importante como la crema hidratante de día. Y es que repara y renueva la piel de tu rostro mientras duermes. Apuesta por la cosmética facial natural. Si es 100 % natural ayudará a cuidar nuestro rostro sin agredirlo y con resultados muy buenos.

3. No te olvides del contorno de ojos

El contorno de ojos es una zona especialmente delicada en el rostro y aún más en invierno. Úsala tanto de día como de noche.

4. Usa protector solar

Es importante utilizar protección solar también en invierno. Y es que los rayos solares pueden ser tan dañinos en invierno como en verano. La manera más cómoda de utilizarlo es eligiendo cremas hidratantes o maquillajes que lleven lo lleven incorporados.

5. Utiliza mascarillas y exfoliantes

Limpian el rostro y le dan vida en esta estación del año que la piel luce más opaca debido a la falta de sol.

6. Recibe algún tratamiento en cabina

Si tienes la piel especialmente deshidratada o reseca acude a un tratamiento en cabina. Notarás resultados inmediatos y evitarás la aparición prematura de arrugas y líneas de expresión.

Otros consejos útiles

– Bebe mucha agua.

Si te resulta algo difícil tomar agua en invierno apuesta por los caldos y las infusiones.

– Come mucha fruta, verdura y pescado.

La fruta y la verdura nos aportan agua y el pescado ácidos grasos necesarios para nuestra piel.

– Evita los cambios bruscos de temperatura, resecan la piel.

En lugar de poner la calefacción al llegar a casa, espera un poco. Cúbrete con una mantita y en el caso de encenderla, evita ponerla al máximo.

– Duerme lo suficiente.

Dormir lo suficiente nos ayuda a tener un rostro más descansado y luminoso.

– Toma suplementos vitamínicos como la vitamina C, el colágeno o el ácido hialurónico.

Además de las cremas, es importante tomarlos para complementar el cuidado del rostro.

– Cubre tu rostro en la calle

Si hace mucho frío cubre tu rostro con una bufanda. Evitarás que tu piel sufra las bajas temperaturas, el viento y la humedad.

– Evita el alcohol y el tabaco

Junto al frío son los peores enemigos de la piel. Producen capilares rotos y rojeces.

Con estos sencillos consejos mantendrás tu piel perfectamente cuidada durante el invierno.