La importancia de revisar los neumáticos antes de viajar

revisar neumáticos

Las vacaciones están a la vuelta de la esquina, y son muchos los que están a punto de emprender un viaje en coche. Si este es tu caso, debes saber que es fundamental que antes de ponerte en marcha y salir a la carretera, revises tus neumáticos para comprobar que se encuentren en perfecto estado. En caso de no ser así, deberías cambiarlos.

¿Cómo saber qué neumáticos son aptos para tu vehículo?

Lo primero es saber si los neumáticos que llevas instalados son aptos para tu vehículo y mantienen una serie de condiciones entre sí. Para ello debes fijarte en la tabla de equivalencia de neumáticos, en la que descubrirás cuáles son las medidas equivalentes permitidas para tus neumáticos.

Presión de los neumáticos

El siguiente paso es conocer si la presión de tus neumáticos es correcta. Esto es fundamental, ya que una correcta presión te aportará un mayor control, agarre y seguridad en el vehículo. Si por el contrario la presión es insuficiente o excesiva, se potenciará el desgaste y envejecimiento de los neumáticos, experimentando además una falta de control del coche.

Desgaste del dibujo

Para conocer el desgaste de los neumáticos debes fijarte en el dibujo que llevan incluido en la banda de rodadura. Éste no puede tener una profundidad inferior a 1,6mm. Ten en cuenta que los neumáticos nuevos tienen una profundidad de 8mm, siendo la profundidad adecuada para el cambio entre los 2 y los 3mm.

Para comprobar si el dibujo se ha desgastado en exceso, deberás utilizar un testigo de desgaste. Se trata de un pequeño taco de goma que se incrusta en el dibujo, y cuya medida es 1,6mm.

Suspensión y alineación

La suspensión y la alineación son otros de los puntos más importantes a la hora de revisar los neumáticos de tu coche. Normalmente si has cumplido con todas las revisiones mecánicas, la suspensión y la alineación deben ser las correctas, pero si ha pasado mucho tiempo desde la última revisión que pasaste, es recomendable que acudas a tu taller más cercano para que lo comprueben-

Es importantísimo que tanto la suspensión como la alineación sean las correctas, para de este modo, evitar que se produzca un excesivo desgaste de los neumáticos, que además provocaría un mayor consumo de combustible.

Equilibrio de neumáticos

Unos neumáticos mal equilibrados harán que el coche vibre durante la conducción, reduciendo además la vida útil de la dirección, de la suspensión, transmisión y, evidentemente, también de los neumáticos. El equilibrado es obligatorio cuando se cambian los neumáticos.

Permutación periódica

Una de las mejores opciones para tratar de alargar la vida de tus neumáticos y disfrutar de ellos en perfectas condiciones durante más tiempo, es rotarlos entre sí cada 15.000 kilómetros aproximadamente.

Cambiando los neumáticos delanteros por los traseros, o los derechos por los izquierdos, conseguiremos un desgaste más equilibrado, aumentando su vida útil y disfrutando de un importante ahorro económico.

Si se rotan los neumáticos, también será necesario realizar de nuevo el equilibrado.

Ya lo sabes, si vas de viaje estas verano, presta atención a todos los consejos que te hemos dado, asegúrate de que tus neumáticos se encuentren en perfectas condiciones, ¡y disfruta de tus vacaciones!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *