Las tendencias en decoración que marcarán 2018

Tienda de muebles

Para el año 2018, el interiorismo dará un giro de 180º, alejándose de lo neutro y aséptico de la tendencia nórdica. Llegan más colores, texturas diferentes, combinaciones frescas y una nueva manera de vivir en tu hogar.

¿Qué hay después del estilo nórdico?

La tendencia de decoración de interiores al estilo nórdico llegó y nos conquistó a todos, pero las tendencias cambian y para la nueva temporada las marcas ya te invitan a innovar.

Los colores que te acompañarán en tu casa en el año 2018 serán tonos como el cobre, rojizo, color óxido, borgoña, haciendo una clara alusión al estilo más industrial, que ya viene pisando fuerte desde hace algunos años. El verde oscuro también llegará con fuerza de la mano del rojo.

Vas a ver muchos materiales naturales como el corcho, la arcilla, el terrazo y la madera mezclados con otros como el cemento y el mármol.

Las combinaciones de azul y tonos rojizos o metal será una de las composiciones estrella esta temporada, así como el fucsia con tonos marrones y ocres más oscuros. En contra de la preferencia de estos últimos años por la decoración en tonos pastel, en 2018 se impondrán los colores intensos como el naranja, el rojo, el rosa o el azul.

Los elementos decorativos derrocharán calidez, tanto si siguen el estilo industrial por los tonos oxidados, como si siguen una tendencia más provenzal, ya que se nutrirán de la misma madera, tal cual, sin restarle encanto. Por esta razón, verás mesitas que son raíces, asientos hechos con troncos o percheros con ramas de árboles.

Cómo decorar con las nuevas tendencias

Las paredes ya no irán revestidas de pizarra, sino de corcho, mucho más cálido y muy útil para insonorizar las viviendas. Las cocinas serán de mármol negro o marrón oscuro, porque resultan mucho más sofisticadas. Los muebles serán de madera, pero también oscura. El cuero nos dará muebles con mucha personalidad. El cemento será protagonista de la decoración en los suelos, mientras que el terciopelo lo será en textiles y muebles.

Los elementos decorativos serán de cobre, hierro forjado o latón, pues es tendencia lo vintage. Los encontrarás en los pequeños detalles, pero no se quedarán ahí, porque ya se han hecho con importantes piezas del mobiliario como mesas, aparadores, consolas, librerías, cajoneras, bañeras, mesitas de noche, vitrinas, como bien saben en la tienda de muebles Ambients.net.

Los sofás tendrán formas redondeadas y serán de telas como el terciopelo o el cuero desgastado. Los textiles tendrán estampados geométricos, de aspecto desgastado y pieles naturales que te acercan a la naturaleza junto a objetos decorativos de ratán, algodón, lino como los cabeceros, pufs y cojines. Todo muy rústico.

Los estampados de piñas y de flamencos nos abandonarán para dar paso al papel pintado a mano. Las obras de arte tomarán tu casa en salones y habitaciones con flores, paisajes y rayas pintadas de forma natural y sencilla.

La terracota y los ladrillos triunfarán con quienes busquen un toque más hogareño para su vivienda. Habrá revestimientos naturales en suelos, paredes e, incluso, chimeneas. ¿Preparado para el cambio de look de tu casa?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *