Literatura para acompañar tu escapada rural

libros Clara Campoamor

Una escapada rural puede convertirse en una situación más que recomendable para poder disfrutar de la literatura. De hecho, si bien hay obras, como veremos más adelante, que pueden ayudar a fundirse mejor con el entorno, también hay otras que pueden entenderse de una manera más completa en un ambiente tranquilo.

Obras para leer con tranquilidad

Su capacidad para ser fieles diarios de lo sucedido en los años 30 del siglo XX en España los hace idóneos para un viaje a un entorno rural. También, su densidad. Te hablamos de los libros de Clara Campoamor. El pensamiento vivo de Concepción Arenal, en el que se repasa la importancia de la que le da título a la obra, es un buen ejemplo. Debes conocer también El voto femenino y yo: mi pecado mortal, una reflexión tan adecuada como correcta de la importancia que tuvo en la historia de España.

Otra de las obras más apropiadas para que leas en estos días de asueto es El cuaderno gris, de Josep Pla. Su prosa detallista y la narración fluida de una serie de sucesos tan naturales como la propia vida forman el grueso de una obra única.

Entre limones, de Chris Stewart, es otro libro inspirador que te ayuda a entender cómo los sueños pueden hacerse realidad y convertirse en los pilares de una nueva vida. Hojas de hierba, de Walt Whitman, es también un manual de vida muy interesante. Te permite descubrir otro punto de vista sobre la existencia. También podría ser un buen momento para repasar los clásicos de la literatura latina. La Metamorfosis, de Ovidio, sigue siendo un título digno de analizar y de disfrutar con más calma.

Libros para divertirse

Monstruos y lógica, de Gilbert K. Chesterton, es una interesante selección de artículos publicados por el autor en Illustrated London News. Su afilada pluma provocará la hilaridad del lector al comprobar la innegable maestría de un autor único en su género. Otro libro perfecto para entender que tampoco hemos cambiado tanto como nos dicen es Crónicas parlamentarias. Para escribirlo, Julio Camba tuvo a bien asistir al congreso durante meses para ofrecer su punto de vista sobre lo que allí sucedía.

Francisco Umbral, en Mis queridos políticos también hace un fiel reflejo de la biografía de los políticos más destacados, pero siempre desde un prisma tan ácido como crítico.

Entre las novelas más adecuadas para pasar un buen rato podríamos destacar El novio del mundo, de Felipe Benítez Reyes, o cualquier obra de Eduardo Mendoza para reconciliarte con la prosa castellana perfectamente redactada. El fantasma, de Arnold Bennett, es un título de principios del siglo XX en el que es posible divertirse y pasar cierto miedo con una historia tan espeluznante como adecuada para momentos de tranquilidad.

Esta es una selección adecuada para que cualquier aficionado a la lectura sea capaz de divertirse, de conocer datos históricos y de repasar los clásicos. Con estos libros podrás relajarte mientras lees una obra de calidad que te ayude a convertir tu escapada en un viaje mucho más completo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *